Pozo de las Nieves

Ubicado en los sótanos del Convento de San Andrés, un impresionante complejo monástico en Salamanca dañado durante la Guerra de la Independencia y posteriormente derruido en la Desamortización, da origen al Pozo de las Nieves. Una asombrosa construcción en la que nuestros antepasados almacenaban y conservaban la nieve que traían sobre mulos desde las Sierras de Francia y Béjar para convertirla en hielo, que luego aprovechaban para fabricar helados o sorbetes, como conservante o con fines terapéuticos.

El pozo de las Nieves es un espacio en el que perderse a través de sus paredes y recorrer diversas dependencias que han ido cambiando su uso a lo largo de la historia; la muralla desconocida de los Siete Picones, una galería subterránea con un final incierto, puertas que eran ventanas y suelos que aún se conservan.

El espectacular Pozo de las Nieves, de más de siete metros de profundidad, está cubierto por una bóveda de pizarra. La visita permite, además, admirar parte de la antigua muralla medieval de Salamanca, las caballerizas y tenadas del Convento de San Andrés, parte de la torre nordeste del complejo… Las misteriosas galerías subterráneas, de origen y función inciertos, añaden también singularidad a la visita.

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar